miércoles, 20 de abril de 2016

Room - La Habitación

¿Y si tus conocimientos, habilidades, relaciones... toda tu "realidad" no estuviera formada más que por meras imágenes de un mundo exterior que no conoces? ¿Y si esas imágenes no son más que sombras de una realidad que no logras alcanzar, que para ti no existe allá afuera y está lejos de toda capacidad racional que puedas desarrollar? Platón nos habló hace más de 2.000 años de que nunca conoceremos el mundo real -el de las ideas-, si no logramos salir de la cueva donde sólo logramos ver las sombras de objetos que nosotros consideramos como nuestra "verdad". A través de su "mito de la caverna", el filósofo griego nos planteaba una alegoría en la que ciertos prisioneros consideraban como realidad sombras de objetos proyectadas en una pared, pero que, una vez liberados, serían capaces de reconocer los objetos que provocaban las sombras como un nuevo nivel de realidad, para más tarde, y tras una escarpada subida, salir de la cueva y contemplar las ideas absolutas detrás de todo objeto real.

Pues bien, dicho esto, no hace falta ser más redundante en la clara analogía que se quiere plantear aquí; prisioneros, sombras, adaptación y realidad. Room plantea un perfecto paralelismo con la teoría platónica donde el conocimiento sólido del mundo de este prisionero encarnado por Jack no viene si no de unas sombras proyectadas -en una versión 2.0 del mito- en la pantalla de televisión como único nexo con el mundo exterior.

martes, 29 de marzo de 2016

Atrapa la Bandera


'Atrapa la Bandera' es la primera película de animación infantil española que ha sido distribuida mundialmente. Se ha convertido así en un ejemplo internacional del buen estado de forma de este tipo de cine en nuestro país, aunque aún le falte mucho por crecer y esta película en concreto necesite mucho más que pulir. Es un tipo de cine por el que a la industria le cuesta apostar dentro de nuestras fronteras, pero que no por ello deja de conseguir resultados de animación de gran estilo. 'Planet 51' sigue siendo para mí la obra de animación por excelencia en España, pero me alegra ver nuevos proyectos que superan las dificultades para ser desarrollados.

Enrique Gato ya demostró su buen hacer en este sector gracias a su ópera prima 'Tadeo Jones' (la cual está esperando una secuela), pero 'Atrapa la Bandera' ha supuesto su reafirmación como director de animación cargando el resultado de piruetas bien orquestadas y animaciones con mayor lujo de detalle. Su arte se ha elevado a un nivel superior, pero quizás en ese salto haya perdido la esencial tan entrañable que veíamos en su anterior entrega. Los personajes han quedado de lujo en las escenas de acción, pero no bien configurados para una trama más elaborada: no terminan de ser creíbles, y sus problemas parecen tan mascados que no dejan al público empatizar

miércoles, 16 de marzo de 2016

Deadpool



Esto... 
A decir verdad... nunca sé con certeza cómo abordar el inicio de una reseña, pero en este caso menos aún. Quizás deba empezar con algo así como rompedor del estilo "Deadpool hará que vuelvas a tener fe en las personas con un escroto en la cara", o más bien: "Deadpool es la película de mierda más violenta de la historia", igual algo como "Reynolds la trae cargadita para ti" sea más acertado...


Nada más alejado de la realidad, muchos hemos sido víctimas de una campaña publicitaria extraordinaria, no lejos de titulares como los de arriba, y que ha asegurado el éxito de una película que gente más recatada no se hubieran planteado ver en ningún momento. Porque, de los millones de espectadores all around the world, ¿cuántos conocían realmente a Deadpool? En mi caso, sólo conocía sus poderes, sus niveles de obscenidad y aquello de lo que todos hablan con locura como si fuera la primera vez que se hace en el cine; ¡Deadpool rompe la cuarta pared! (Añadan emoticono de El Grito de Munch aquí). Pero Deadpool nos ha llevado al cine, nos ha mirado a la cara para reírse hasta de nosotros, ha cargado su película de violencia y ¡ha dejado satisfechos hasta a los críticos más conservadores!


sábado, 12 de marzo de 2016

¡Ave, César!

Hoy aprenderemos una gran lección (si aún no la traíamos aprendida de casa): no siempre podemos apostar a ciegas por el nombre de los creadores de un nuevo filme, nuestra simpatía por títulos pasados de los mismos y la ferocidad del trailer.

Decimos esto porque nuestros queridos hermanos Coen han creado con su última obra un producto colorido, llamativo y ruidoso -víctima en mucho momento de su propio trailer comercial-, olvidándose de dos cosas que siempre habían parecido esenciales en su cine; la elaboración de personajes de gran solidez y la imposición de un leitmotiv que hubiera focalizado la trayectoria de su guion hacia un punto claro, y no un conglomerado de anécdotas que no llegan más allá de la propia duración del filme. Y es que, '¡Ave, César!', utiliza todas sus fuerzas en un sprint cómico inicial y flaquea cuando al espectador se le han acabado las palomitas y comienza a centrar realmente su atención en la pantalla. Si eso fue lo que te ocurrió, viste que ya era tarde, amigo.  

jueves, 10 de marzo de 2016

Truman

Como llevo mucho sin escribir y tengo ganas de empezar con fuerzas, empezaré esta reseña por el final: 'Truman' es en definitiva una de las mejores películas del cine español de los últimos años. Dicho esto queda aliviada esa presión interna que deja la película en tu cuerpo, esa sensación de estar viendo un drama espectacular a pesar de que 'Cesc Gay prefiere abordarlo con una filosofía completamente distinta a otros artificios lacrimógenos, dotando a la película de un trato amable espectacular, forjado en la absoluta química entre sus protragonistas. La sinceridad y transparencia del filme hacen que hablando de un caso terminal en todo momento, esto pueda quedar relegado en más de un punto para darnos algún respiro dibujado en forma de sonrisa o anhelo. 

El guion resulta impecable a la hora de encontrar balance de emociones, huyendo del dramatismo frívolo y hastiado de tantos otros largos, y acercándose a una mirada humana, cercana y amable de una situación siempre tan temible, pero a la vez tan cotidiana como la vida misma. Con tan sólo cuatro días y un puñado de escenas cotidianas, Tomás y Julián, son capaces de reafirmar sus lazos de amistad y reflexionar de una manera muy personal y humilde sobre temas como vida y muerte, familia, ambiciones o el paso del tiempo; pensamientos de una persona moribunda, aunque siempre luchadora.

lunes, 13 de julio de 2015

El Niño 44

El cine entendido como vía de escape y desconexión de la vida rutinaria es un apunte esencial para todo aquel que aprecie este arte. Sea una gran obra o una menor, puede ganar tu aprobación siempre que consiga hacerte olvidar tus propios problemas y que estos pasen a ser de otros durante dos horas (observación de algún personaje que leí hace un tiempo y se me quedó grabada). Pues bien, todo esto viene a que hacía un tiempo que no me ocurría algo en el cine, algo que me ocurrió con esta película; llegar a un punto de desconexión total en el que no sabes ni en qué estabas pensando 3 segundos antes. La sensación no era de abandono de tus problemas para averiguar cómo resolver los de los protagonistas, si no que te desplazaba incluso fuera de la propia acción de la película, que no queda definida en ninguna dirección hasta bien cerca del final de la misma; momento -como es de imaginar- en el que ya estabas tan fuera de todo que no esperabas ni sorpresas ni timos, simplemente ver los títulos de crédito y volver cabizbajo a casa.

viernes, 3 de julio de 2015

Perdiendo el Norte

Dos amigos y un propósito; buscarse la vida en el extranjero. ¿El destino? No podía ser otro lugar, si no la Alemania dirigida por una Merkel que se frota las manos ante la llegada de generación con una preparación que muchos entienden como absurda cuando nadie logra trabajar de aquello que desearía. El pretexto de esta odisea no podía ser más típico, incluso un tópico, y busca su propia efectividad en la carencia de sentido y humanidad que -por desgracia-  se ha convertido en un día a día en los últimos años. Sus ganchos cómicos, cuando no rozan lo escatológico, se basan en una situación tan real como cruda, llegando a perderse en un intento de crítica/sátira hacia la sociedad, sus movimientos y comportamientos, que no lleva a ningún sitio más que el entretenimiento, en contadas ocasiones. 'Perdiendo el Norte' aprovecha la crisis tanto económica como moral que sufrimos para crear una comedia de manual, una comedia que bien podría ser serie de bajo presupuesto firmada por cualquier cadena española en uno de sus intentos fallidos de parecer un canal con menos telebasura.

martes, 30 de junio de 2015

Lost River

De joven Hércules, haciendo parada en comedias románticas y otras películas para olvidar, hasta llegar a lo que se ha convertido hoy en día; uno de los actores más adorados y odiados al mismo tiempo por crítica y público. Ryan Gosling ha llegado a ser un icono que ha demostrado ser polifacético aunque siempre muestre una misma cara (como quedó reflejado en el video de los cereales), y ahora, tras su paso como integrante de grandes orquestas interpretando buenas obras bajo la batuta de reconocidos directores, ha pensado que unirse a ellos tras las cámaras quizá no fuera una mala idea. Remarco el quizá, porque en lo que al espectador se trata, parece que no lo ha tenido muy en cuenta al crear este lago de pensamientos y recortes perdidos que no logran salir a flote. Su título 'Lost River' bien podía ser una buena referencia hacia su resultado; la pérdida del cauce natural de sucesos en pro de hechos irrelevantes, forzados e incongruentes, contado de una manera adulterada y pomposa.

viernes, 26 de junio de 2015

Jurassic World

La cinta en VHS de la primera película con la que creímos que los dinosaurios podrían ser reales de nuevo, aún sigue reluciendo en mi estantería. Cuando Steven Spielberg creó Jurassic Park condenó a muchos niños de las generaciones de los 80 y 90 a aprenderse los nombres de todas las malditas especies que en ella aparecían y consiguió que más de un reproductor de vídeo echase humo por culpa de  críos como el servidor que escribe esto. Claro está, siempre hablamos de la primera y original, porque, ¿quién se acuerda de las dos secuelas que le siguieron? De hecho, la tercera de ellas tuvo el triple de presupuesto que la primera y recaudó un tercio de aquella -datos de Wikipedia. Con esta nefasta situación de las continuaciones, esta franquicia  quedó descolgada de cualquier nuevo proyecto. Al menos durante unos años porque, todo sea dicho, en una época en la que -por desgracia- el blockbuster es lo que manda en cartelera, algo así no podía faltar.



lunes, 9 de marzo de 2015

The Interview

Sobre si todo el revuelo generado entorno a esta película es cierto o si se trata simplemente de una mera acción publicitaria no hablaremos mucho aquí; parte de ambas cuestiones tendrá. Tampoco podemos cuestionar esta obra como una creación artística e intentar colocarle calificativos a su dirección, composición o interpretaciones. Esta película juega en la liga de las absurdas comedias que no son más que alardes -de idiotez en muchas ocasiones- de sus creadores; juguetes estúpidos que pueden hacer reír y llamar la atención pero que no buscan nada más. No despreciare demasiado por todo ello a una película que parece ingeniada en una noche con unos porros de más, mucho alcohol y unas neuronas de menos, en alguna fiesta llena de chicas exuberantes y chistes malos que han sido reutilizados para llenar lineas de un guion que termina siendo más extenso de lo esperado.



sábado, 7 de marzo de 2015

Kingsman. Servicio Secreto

No hay mucho que contar respecto al tono de esta película cuando sabemos que Matthew Vaughn se encarga de la dirección porque Mark Millar le ha vuelto a prestar su juguetitos dibujados en un cómic para que haga lo que le plazca con ellos. Si aún no sabes de que estamos hablando, quizá te refresque la memoria saber que no es la primera vez que colaboran juntos, sino que muy probablemente ya hayas visto cómo se les pueden ir las cosas de las manos (algo de lo que no nos quejamos) en Kick-Ass. Sí, aquella película que parecía romper moldes, pero que no terminaba de desfasar, ha encontrado una nueva hermana que llega para hacerte reír, saltar del asiento, recordar grandes momentos del espionaje cinematográfico, buscar alguna mueca entre el asco y la gracia en tu rostro, y crear un espectáculo pirotécnico de alto voltaje.


domingo, 1 de marzo de 2015

Birdman


Flamante triunfadora de los Oscar's en la gala del 2015 aunque aún continúa en busca del sentido que perdió al dejar fluir su disparatada ignorancia, ¿o arrogancia?. De cualquier manera, y como es habitual, la red se ha llenado de alabanzas y críticas hacia la gran triunfadora, pero una de las que más me llamó la atención fue aquella que comparaba al galardonado Alfonso Cuarón -Gravity (2013)- con A. Gonzáles Iñárritu al ser ambos Mexicanos y al tener cerca a un Batman en sus aclamadas películas; George Clooney y Michael Keaton, respectivamente. De la fama y la grandísima carrera del primero nadie tiene duda, pero ¿qué había sido de aquel al que todos conocían como el enmascarado murciélago o Beetlejuice? 'Birdman' ha supuesto el satírico -y alegórico- retorno a las pantallas del superhéroe de capa caída; la vuelta de la celebridad hollywoodiense más que del actor que había sido olvidado en la sombra de un caballero oscuro. Aunque Riggan Thomson no sea más que una ficción, los paralelismos con la realidad de muchos actores recrean una lúcida visión del estrellato hecho añicos desde la virtud de un guion escrito sin complejos, con humor y con un transfondo que dejará un gran sabor de boca.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...