lunes, 30 de junio de 2014

El Sueño de Ellis (The Immigrant)

Estamos ante uno de los más bellos homenajes al cine que se ha ofrecido en este año. Un homenaje a películas de las que no se producian hace tiempo y a un estilo cinematográfico que siempre será una delicia para todo cinéfilo. El recuerdo a grandes clásicos empapa la imagen tostada de una América corrupta, amarga y sombría en cuyos cimientos yacían los sueños e ilusiones de gran parte de los inmigrantes que llegaban a ella buscando aquello imposibles en sus lugares de origen. Su melodrama se prolonga durante dos horas en las que evoca nuestros recuerdos de obras maestras como 'El Padrino' o 'Érase una vez en América' -hecho que no implica la necesidad de imitarlas para ganar nuestro aprecio-. Su desarrollo alaba la fortaleza y el valor de aquellas personas que cambiaron todo por buscar una oportunidad en la tierra de las promesas tras la Gran Guerra, demostrando a la par la cruda realidad que encontraban al llegar.

jueves, 26 de junio de 2014

Transcendence

Es interesante que hayan confiado en Wally Pfister para un proyecto de estas magnitudes. Habituado a bailar bajo el son que dictaba Christopher Nolan como su director de fotografía, consigue ahora ser el creador de un nuevo proyecto que muestra un mundo distópico que no está tan alejado de la realidad como desearíamos pensar en más de un instante. Con Johhny Depp a la cabeza y cargado con secundarios de lujo, nos adentramos en una película cuyas premisas harán que cualquier persona con algo de inquietud tecnológica -o con curiosidad acerca de cómo el mundo cambia al ritmo que evoluciona la creación del hombre- disfrute de los dilemas que suponen la inteligencia artificial o la interconexión global.

Tras una serie de atentados por parte de un grupo anti-tecnológico -con smartphones en los bolsillos- que destruyen algunos de los laboratorios más importante y mata a grandes científicos de la época relacionados con el campo de la inteligencia artificial, el Dr. Will Caster se ve forzado a preservar su inteligencia en unos cuantos super-procesadores cuánticos mientras su cuerpo se desvanece en una camilla. La velocidad de procesamiento es infinitamente superior a la de una mente humana y su poder de conocimiento sería ilimitado si se conectara a la red de redes pero, si la misma inteligencia humana son impulsos eléctricos, ¿se puede transferir íntegramente a un computador o puede encontrar fallos y estos ser enmendados con invenciones del propio sistema?, ¿eso seguiría siendo la conciencia del doctor?, ¿los reflejos de sentimientos sería en verdad una persona o estaría fingiendo aquello que fue programado para fingir?

lunes, 23 de junio de 2014

X-Men: Días de Futuro Pasado

El cine de superhéroes siempre ha estado presente y, en parte, de moda. Desde el primer Superman de George Reeves hasta el actual de Henry Cavill han pasado décadas de innovación con miras al entretenimiento, con puntos estelares como las 3 películas de Christopher Reeve, más interesantes por el amable recuerdo que nos dejan que por aquello que puedan aportar. Pero quizá no ha sido hasta ahora cuando Superman ha aprendido que los calzoncillos deben llevarse por debajo de los pantalones. Lo mismo ha ocurrido con el cine de superhéroes en general.

La entrada en el nuevo siglo consiguió un rearme de las fuerzas hollywoodienses para adentrar de una manera mejorada al cómic en el cine. Con Bryan Singer a la cabeza nos adentramos en terrenos pantanosos en los que alguna veces se salía victorioso (X-Men, Blade, Hellboy, Spiderman...) y otras deseabas que todo esto terminase (Hulk, Catwoman, Daredevil...). Aunque con sus altibajos, poco a poco vimos cómo un nuevo género explotaba más fuerte que nunca y se creaban sagas de entretenimiento son efectos visuales sin límites, culpables muchas veces de limitar el resto del film... Entre secuelas, precuelas y spin-offs, llegamos a 2008 y Christopher Nolan aparece con la segunda parte de su magnífico Caballero Oscuro para revolucionar la narrativa cinematográfica en este género. Aún no alcanzamos a imaginar lo que el cine de acción y basado en cómics le debe a esa película, pero creó un punto de inflexión a la hora de proporcionar entretenimiento con un valor añadido.

domingo, 1 de junio de 2014

Al Filo del Mañana

Las invasiones alienígenas no cesarán nunca en el cine, ni falta que hace, pero esta vez al menos dan un respiro a los Estados Unidos para trasladarse a Europa. Esto, por supuesto, no quiere decir que el ambiente 'Yankee' no salte el charco para tomar el protagonismo, al contrario, con Tom Cruise a la cabeza y a por todas, creando una evolución del personaje al más puro estilo Hércules; "De cero, a héroe". William Cage no es sólo un descarado y arrogante comandante del ejército, si no que envuelve la propia carrera estancada en un embalse de fango narcisista y estereotipado en el que cada vez se hundía más perdiendo seguidores de manera imparable desde más años de los que a él le gustarían. El primer día que William es mandado a la guerra muere nada más llegar, pero vuelve a despertar, consiguiendo una segunda oportunidad, y una tercera, una cuarta, una quinta... Encerrado en un bucle de unas horas buscará la manera de sobrevivir, a la vez que el actor busca la manera de reflotar su carrera.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...