miércoles, 20 de abril de 2016

Room - La Habitación

¿Y si tus conocimientos, habilidades, relaciones... toda tu "realidad" no estuviera formada más que por meras imágenes de un mundo exterior que no conoces? ¿Y si esas imágenes no son más que sombras de una realidad que no logras alcanzar, que para ti no existe allá afuera y está lejos de toda capacidad racional que puedas desarrollar? Platón nos habló hace más de 2.000 años de que nunca conoceremos el mundo real -el de las ideas-, si no logramos salir de la cueva donde sólo logramos ver las sombras de objetos que nosotros consideramos como nuestra "verdad". A través de su "mito de la caverna", el filósofo griego nos planteaba una alegoría en la que ciertos prisioneros consideraban como realidad sombras de objetos proyectadas en una pared, pero que, una vez liberados, serían capaces de reconocer los objetos que provocaban las sombras como un nuevo nivel de realidad, para más tarde, y tras una escarpada subida, salir de la cueva y contemplar las ideas absolutas detrás de todo objeto real.

Pues bien, dicho esto, no hace falta ser más redundante en la clara analogía que se quiere plantear aquí; prisioneros, sombras, adaptación y realidad. Room plantea un perfecto paralelismo con la teoría platónica donde el conocimiento sólido del mundo de este prisionero encarnado por Jack no viene si no de unas sombras proyectadas -en una versión 2.0 del mito- en la pantalla de televisión como único nexo con el mundo exterior.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...